Kinfolk Natural Home and Holiday Decor, Studio Choo with Another Feather

Seguramente en alguna ocasión (boda, comunión, etc.) has querido guardar de recuerdo unas flores, pero no tenías ni idea de cómo hacer para conservarlas correctamente y finalmente acababan marchitándose.

Secar las flores es un buen método para conservarlas, y existen varios procedimientos muy sencillos para hacerlo:

Colgándolas hacia abajo

1. Elimina las hojas o flores que se encuentren en mal estado.

2. Átalas con un hilo a una barra o lugar en el que queden bocabajo sin que toquen nada más.

3. Las flores deberán estar colocadas en un lugar oscuro, seco y cálido.

4. Retíralas cuando se hayan secado por completo. Este proceso puede durar semanas o meses, dependiendo de las condiciones climáticas.

En el horno

1. Coloca las flores en una bandeja en el horno y con la puerta entreabierta a una temperatura de setenta y cinco grados.

2. Espera a que se hayan secado por completo, este proceso puede tardar de dos a tres horas aproximadamente.

Sobre una superficie

1. Deja las flores sobre una superficie que puede haber sido cubierta previamente con papel o cartón.

2. Espera a que sequen. El proceso puede tardar semanas e incluso meses, dependiendo de las condiciones climáticas del momento.

Flores secadas al agua (aunque suene contradictorio, es posible)

1. Colocar las flores en un recipiente grande como podría ser un jarrón que se haya rellenado previamente con agua (unos cinco centímetros).

2. Dejar que las flores absorban el agua y se sequen al cabo del tiempo.

3. Una vez que observemos que están secas sacarlas del recipiente.

Dentro de un libro

1.Escoge un libro pesado

2. Ábrelo por el medio y coloca dos hojas de prensar en cada página

3. Coloca las flores intentando que no se toquen entre ellas

4. Cierra el libro y espera a que sequen (puede tardar unas semanas)

Deja un comentario